Vas a llegar – Pastor Luis Bravo

Vas a llegar – Pastor Luis Bravo

Introducción

La Biblia, como un libro sagrado y fuente de sabiduría espiritual, contiene numerosas referencias a la idea de «llegar a la meta». A lo largo de sus páginas, encontramos lecciones sobre perseverancia, fe y la promesa de un destino final glorioso. En este artículo, exploraremos lo que dice la Biblia sobre la idea de alcanzar la meta y cómo estas enseñanzas pueden inspirarnos en nuestras vidas.

La Carrera de la Fe

Una de las analogías más conocidas en la Biblia sobre alcanzar la meta se encuentra en el Nuevo Testamento, en la carta del apóstol Pablo a los Filipenses. En Filipenses 3:14 (NVI), Pablo escribe: «Sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús». Esta imagen de «seguir avanzando hacia la meta» representa la vida cristiana como una carrera de fe. Pablo nos recuerda que, en nuestra búsqueda de una relación con Dios y una vida en conformidad con sus enseñanzas, debemos perseverar y no detenernos hasta alcanzar la meta.

La Promesa de la Vida Eterna

La Biblia también nos ofrece la promesa de una meta final gloriosa en forma de vida eterna. En el Evangelio de Juan, Jesús habla sobre esta promesa en Juan 3:16 (NVI): «Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna». Esta vida eterna es la meta final para aquellos que creen en Jesús y siguen sus enseñanzas. Es un destino de plenitud y comunión eterna con Dios.

Video

YouTube player

La Perseverancia en la Adversidad

La Biblia también nos enseña que la vida espiritual no está exenta de desafíos y adversidades. A menudo, enfrentamos pruebas y tribulaciones en nuestro viaje de fe. Sin embargo, la Biblia nos exhorta a perseverar en medio de estas dificultades. Santiago 1:12 (NVI) nos dice: «Dichoso el que resiste la tentación porque, al salir aprobado, recibirá la corona de la vida que Dios ha prometido a quienes lo aman». Esta escritura nos recuerda que superar las dificultades es parte de la preparación para alcanzar la meta final que Dios tiene para nosotros.

Conclusión

La Biblia ofrece una profunda perspectiva sobre la idea de «llegar a la meta» en la vida espiritual. Nos enseña que nuestra vida cristiana es como una carrera de fe, que debemos perseverar en medio de las pruebas y que hay una promesa de vida eterna al final de nuestro viaje. Al abrazar estas enseñanzas, podemos encontrar inspiración y fortaleza en nuestra búsqueda de una relación más profunda con Dios y una vida en conformidad con sus propósitos. En última instancia, la Biblia nos muestra que la meta final es la comunión eterna con nuestro Creador, un destino que vale la pena alcanzar.